Mantenimiento de tu Automovil

Mantenimiento de tu Automovil

Guatemala 12 Jul, 2019

Cambio de aceite: Recuerda que es el que se encarga de lubricar el motor y recoger la suciedad que se genera en él, por eso es recomendable cambiarlo cada cierto tiempo (aproximadamente 10 mil kilómetros).

Filtros: Con la suciedad del aire o de la gasolina los filtros suelen taparse y con ello el rendimiento del auto disminuye. Un chequeo a profundidad e incluso el cambio siempre es prudente; en el caso del filtro del aceite, este se cambia cada vez que se reemplaza el lubricante.

Líquidos: Tu carro es una máquina de metal y por lo tanto, necesita ciertos fluidos para mantenerse trabajando a una temperatura adecuada, bajo ciertos estándares de seguridad; entre ellos encontramos el anticongelante, el líquido de las baterías, el líquido de frenos y los limpiaparabrisas.

Aceite de la dirección hidráulica: Se encarga de mantener en buen estado el sistema que asiste el movimiento del piñón y la cremallera, que son las partes que unen la columna de la dirección con el eje.

Aceite de la transmisión: Para hacer los cambios ya sea manuales o a través de una máquina, los engranajes deben estar bien lubricados.

Frenos: El compuesto con el que están fabricados los frenos se va desgastando en

cada uso, por eso es importante revisar su estado.

Amortiguadores: Su función principal es absorber y disipar los impactos provocados por las irregularidades del suelo, sin embargo, puedes haber roto alguno y no darte cuenta, de ahí la importancia de “echarle un ojo” de vez en cuando.

Alineación y balanceo: Para que los neumáticos se mantengan en buenas condiciones, deberán estar alineados y balanceados, de esta forma el contacto con la superficie de la llanta con el compuesto será más firme, se desgastara parejo y nos brindará mayor seguridad.

Sistema eléctrico: En la actualidad, la mayoría de los vehículos utilizan elementos

electrónicos, por lo que el buen funcionamiento de este sistema es fundamental para mantenerlos trabajando.

NOTA:

Recuerda que un fallo no sólo puede derivar en un apagón, sino en un mal

funcionamiento de algún sistema de seguridad.

Compartir